Confianza
Escrito por: Juan Ignacio Lagos / tw: @JuanLagos17  |  Fecha: 19-05-2017
River
River
River

El Millonario se hizo fuerte en Perú y aprovechó el envión anímico que se trajo del domingo pasado al ganarle al clásico rival, en su cancha, y con una paliza táctica. Con el resultado positivo de ayer ante Melgar, River se asegura ser el primero del grupo tres.

Quinta fecha del torneo más importante de América. La Copa Libertadores tiene a La Banda en el grupo tres de dicha competencia y ya se clasificó como puntero de zona pese a que aún falta un encuentro a disputar el 25 de mayo ante el DIM en el Monumental.

El equipo de Marcelo Gallardo parece indestructible hoy en día. Lo que antes resultaba un cuco de la Copa o un temor del resto, jugar en la altura, para el Millonario no fue un causal de replegarse en su arco y no afrontar el partido mano a mano en Perú.

Melgar, el rival que mejor le jugó a La Banda cuando le tocó visitar Argentina, en los papeles previos parecía representar mayor dificultad para los dirigidos por Napoleón. La realidad del encuentro marcó que el equipo peruano no estuvo a la altura y River se aprovecho de dicha situación.

El once inicial que colocó en el verde césped el Muñeco tenía apenas tres habituales titulares: Augusto Batalla, Jorge Moreira y Lucas Alario. Justamente el último fue quién abrió el marcador gracias a un corner que dejó un rebote en el área, un regalo para un matador como el Pipa que puso el 1 a 0 a favor.

Luego, Camilo Mayada (la figura de la cancha) aprovechó la endeblez defensiva del equipo de Perú y anotó el segundo gol tras un nuevo rebote que quedó bollando en el área tras un remate de Tomy Andrade que desvió el arquero rival.

Ya con el 2 a 0 River cambió de aire y continuó con la buena senda de movimientos tácticos pero sufrió el descuento por un mal cierre de Moreira y un fuerte remate de Fernández al primer palo. En la etapa complementaria, tras un grueso error de Camilo Mayada y Luciano Lollo prácticamente en el área chica que dejó a Herrera de cara al gol para empatar el partido.

Los ingresos de Nacho Fernández, el Pity Martínez y Sebastián Driussi le dieron ese funcionamiento que le faltaba al equipo del Muñeco. Por éste motivo, y gracias a la lucidez del 10 de River que aguantó el balón y descargó para el inalcanzable Mayada que tiró el centro de zurda y Nacho apareció de nueve para cabecear el balón y así poner el 3 a 2 final.

River se aseguró la clasificación como puntero de grupo, lo cual deja al Millonario en Octavos con la posibilidad de definir en el Monumental. En caso de que consiga una victoria o empate ante el DIM, La Banda podrá definir hasta la final de local en el último partido, una ventaja que no se puede desaprovechar.

Este equipo va por más, mucho más. El timonel lo controla con soltura el Muñeco, quien aún poniendo suplentes no sufre, está tranquilo al saber que el plantel contempla sus pensamientos y los expresa en el campo de juego.

River desde la Tribuna